En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


domingo, 13 de enero de 2013

UN ACORDE DISONANTE






Un acorde disonante en mi guitarra, 
el solo solitario de un violín, 
un poeta borracho tras la barra
que se agarra al principio de su fin.


Una big-band muda en el escenario,
un piano que solo sabe sollozar,
un poeta que tacha en el calendario
los días sin ti… ¿Volvemos a empezar?


Un saxofon sin su saxofonista
deambula ebrio por la ciudad,
a su encuentro sale un artista

que siguió la pista a la vanidad,
y hacen trío con un trapecista
que tiene vértigo a la soledad.


Aitor Cuervo Taboada


Un poema de 2008 que he rescatado y que hasta ahora no había publicado.

1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho, me gusta tu estilo cuando se trata de soledades.

    ResponderEliminar

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.