En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


viernes, 27 de enero de 2012

Como diría Urquijo, tan colgado.


"Me quedé como un cuadro a su pared pegado
que nada tiene que hacer salvo seguir colgado."


Como diría Urquijo, tan colgado...

Nunca conocí una mayor derrota
que la de ver tu lagrimal encharcado,
aquel día no era el de la marmota,
y sin embargo, allí quedé atrapado.

Y permanecí con cara de idiota,
como diría Urquijo, tan colgado,
tocada y hundida mi invencible flota
y sin gata maullando en el tejado.

Admito que es solo mía la culpa,
implicarte a ti de nada serviría,
cómo imaginar que tras la pulpa
estaba tu corazón que latía...


Aitor Cuervo Taboada, tan libre, tan aislado, buscando nada en ningún lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.