En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


lunes, 10 de diciembre de 2012

Que el miedo cambie de bando


Que el miedo cambie de bando





Desde que se perdió la guerra civil
el fascismo a sus anchas campa,
sólo se le vencerá mediante el fusil
el circo electoral es caer en su trampa.

Hace falta que resurja algún comando
que a hogares de ricos lleve el terror,
hace falta que el miedo cambie de bando
y los poderosos se acostumbren al dolor.

Más que nunca se extrañan guerrilleros,
más necesaria que nunca la Resistencia
que arrodille a explotadores de obreros
hasta que supliquen y pidan clemencia.

Pero de clemencia no verán ni una gota,
porque el pueblo ni perdona ni olvida
y cuando la burguesía conozca la derrota
a polvo y ceniza se verá reducida.


Aitor Cuervo Taboada

1 comentario:

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.