En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


miércoles, 19 de diciembre de 2012

No puedo prometer





No puedo prometer amor eterno,
porque quizá mañana no te quiera,
no puedo avalar que tras el invierno
veamos llegar juntos la primavera.


No puedo prometer estabilidad,
quizá no tenga ni pa´ las facturas,
muchas veces prefiero la soledad
antes que verme con ataduras.


No puedo prometer que seas feliz,
ni la calma después del temporal,
no puedo asegurar que no habrá desliz

en el terreno de lo interpersonal.
Cuando la pasión se asienta y echa raíz
se auto condena a su trágico final.


Aitor Cuervo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.