En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


sábado, 20 de octubre de 2012

Jamás podrán cortarles las alas.

Jamás podrán cortarles las alas.


Franco murió, pero no la dictadura,
no se puede alzar la voz ni hacer ruido,
al fascismo no le interesa la cultura
y cada poco un poeta es detenido.


Sí que hay libertad de expresión, 
pero la tiene la derecha en exclusiva,
para la izquierda la Santa Inquisición 
reprime a quien ataca a los de arriba.


Quieren controlar hasta lo emocional,
poseernos hasta cotas inabarcables,
hasta te llevan a la Audiencia Nacional
si te alegras por la muerte de culpables.


Y estos es España, donde los artistas,
los poetas y músicos revolucionarios 
son tratados como si fueran terroristas
por el simple hecho de ser solidarios.


Pero lejos de callarlos les dan voz
y estos usan las palabras como balas 
que impactan contra este sistema atroz
que jamás podrá cortarles las alas.


Aitor Cuervo


A los poetas represariados, a mis hermanos.

1 comentario:

  1. Sublime, como de costumbre, aunque creo que se te ha escapado una S en el primer verso de la cuarta estrofa. Un abrazo

    ResponderEliminar

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.