En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


domingo, 2 de septiembre de 2012

En tus ojos...




En tus ojos veo un tren al que subir,
pitos a pachas de esos a compartir,
noches de bohemia y de arrabal

y, días de resacas  y  de besos
y, caladas de risas y excesos,
juntos, en un mundo descomunal.


En tus ojos me veo y te veo a ti
paseando por las calles de Madrid,
naufragando en Malasaña o Lavapiés.

En tus ojos nos veo en la Gran Vía
cambiando cigarrillos por poesía
cuando no lleguemos a fin de mes.


En tus ojos veo y rozo el cielo   
y nadie puede detener mi vuelo,
porque no pueden cortarme las alas.

En tus ojos veo el agua y el fuego,
la inestabilidad y el sosiego
y una pasión a prueba de balas.


En tus ojos veo sensibilidad ,
tragedia, ansía y sed de libertad,
 veo rebeldía e insumisón.

En tus ojos nos veo en mil batallas
dejándonos hasta las agallas
por hacerle caso al corazón.


En tus ojos veo el   acantilado
de A Coruña donde a  tu lado
no importará el cómo ni el cuándo.

En tus ojos me veo y no me veo atado,
pues antes que  pájaro enjaulado
siempre fue mejor  ciento volando.

Aitor Cuervo Taboada

2 comentarios:

  1. Despiertas poesía donde todos decían que no habría... precioso

    ResponderEliminar

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.