En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


lunes, 23 de abril de 2012

Poema-prólogo

Poema-prólogo para "Derritiendo Icebergs" el primer poemario en solitario de Pablo Hasél.
Pablo
Pablo es un pernoctador itinerante,
un canalla a sueldo de La Habana,
un soñador, un caballero andante,
un Guevara de corte Bukowskyana.
Pablo es la rabia y la insurgencia,
Pablo es el Altavoz del Frente,
un poeta que llama a la resistencia
elevando la moral del combatiente.
Pablo es el bandido de Ulrike,
el sobrino de Ramón Mercader,
tan devoto como yo de Enrique,
tantos Secretos en labios de mujer…
Pablo es un francotirador de palabras,
un romántico de los de antaño,
de los que prefieren estar como cabras
antes que ser ovejas del rebaño.
Pablo es una sobredosis de agallas
guiadas por el sentimiento del amor,
va derribando con rimas murallas
a pulso de excelente trovador.
Pablo es un comunista en Guerra Fría,
Pablo es del arte un miliciano,
es la banda sonora de la rebeldía
que emancipará al género humano.
Pablo siempre se deja la voz,
Pablo siempre desgasta el abecedario,
segando con la campesina hoz
y golpeando con el martillo proletario.
Pablo es trinchera y barricada
donde incita a salirse del redil,
haciendo de la palabra lucha armada,
Pablo es trabajo, estudio y fusil.
Pablo es ante todo un poeta,
Pablo es ante todo un hermano,
Pablo es la poesía con bayoneta
apuntando en la nuca del villano.
Pablo es la guerra de guerrillas,
Pablo son diez cañones por comando,
Pablo antes que vivir de rodillas
prefiere dejar la vida peleando.
Aitor Cuervo Taboada, con afecto de hermano.

4 comentarios:

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.