En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


miércoles, 16 de marzo de 2011

Mi hermano.

Mi hermano.




Mi hermano es un juglar como los de antes,
es capaz de ganarle el pulso al sueño,
bien maneja la lengua de Cervantes
este gato rebelde fuenlabreño,


el más grandérrimo de los gigantes,
siempre contrario a pequeño,
agitador de versos vacilantes,
decomisado el micro en el empeño,


adicto a ver ebrios amaneceres,
convicto del conversar con mujeres,
invicto vendió su alma al demonio.

Si lo buscas, busca de madrugada
lo encontrarás versando en Fuenlabrada,
es mi hermano mayor, se llama Antonio.


Aitor Cuervo Taboada, con cien kilos de afecto, por lo menos.


Para mi amigo, hermano y camarada Antonio Díez, del que puedo decir que es un gran poeta con el que he tenido el gusto de compartir bastantes escenarios en unas cuantas ciudades ya, y también decir orgulloso que epiloga mi último poemario.

Como no podía ser de otra forma estos versos que te brindo van en endecasílabo soneto.

Un abrazo de hermano, amigo y camarada.

Salud, por noches eternas de versos y Revolución!


Antonio Díez estrena blog, pinchad en la imagen que es una imagen suya y llegaréis hasta su nuevo sitio.

Besos y abrazos.

2 comentarios:

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.