En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


viernes, 30 de julio de 2010

Solo ojos para ti yo tenía…

Solo ojos para ti yo tenía…

Desde La Habana

Cuando sali del viejo continente
descubrí lo que por ti yo sentía,
navegabas los mares de mi mente
mareas de mi noche y de mi día.

Las calles de La Habana, mucha gente,
a las muchachas pasar yo veía,
miraba sin mirar, indiferente,
porque solo ojos para ti yo tenía.

Y cada amanacer el Sol naciente,
perdía brillo con tu lejanía,
como aquel niño que sin querer siente
que el fulgor de la niñez se extravía.

Palabras de esta boca delincuente,
palabras que quieren ser poesía,
palabras de este loco que no miente
al decir que por ti todo daría.

Compañera, déjame que te cuente,
que antes que él ya prefiero el todavía,
que solo busco un futuro y un presente
al son y compás de tu compañía.

Te eché de menos compañera.

Aitor Cuervo Taboada, La Habana, Julio 2010.

2 comentarios:

  1. Un salud, algunas son grandes poesias tienes un enlace desde el BLOG
    http://jovenesrepublicanos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo compañeros/as y gracias, le eché un vistazo a vuestro lugar y es una buena iniciativa.

    Me hago seguidor.

    Salud.

    ResponderEliminar

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.