En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


jueves, 20 de mayo de 2010

Será...

Será...
será...
será...
será...
será...


Será que me quisiste demasiado,
será que te enamoré con mentiras,
será que los fantasmas del pasado
me arrancan ahora la piel a tiras.


Será que no te cuide suficiente,
será que solo pensaba en mi mismo,
será que me camuflé entre otra gente,
será que te condené al ostracismo.


Será que este fracaso estaba escrito,
será que en la embajada del delito
me requisaron tu olor y tu fragancia.

Será que siempre pequé de ideales
será que hasta los fieros animales
dicen adiós con más elegancia.

Será que en las hogueras de mis ojos
solo quedan cenizas y rastrojos.


Aitor Cuervo Taboada

Salud.

1 comentario:

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.