En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


jueves, 3 de diciembre de 2009

Espero contestación

Espero contestación.

Que no se nos pinchen nunca las ruedas,
que no me abandones antes de empezar,
que nuestros entornos no pongan vedas,
que la niña pija quiera a este juglar.


Que no lo dudes y mientras puedas,
puedas y quieras, me puedas amar,
que se abran las grandes alamedas*
y no se hunda nuestra barca en el mar.


Como ya dije , te debía un soneto,
lo acompaño de esta declaración
tan indiscretamente indiscreto


te ánimo a entrar en mi corazón,
igual esto es un ridículo completo,
igual no… espero contestación.


Aitor Cuervo Taboada, que desde hace un par de semanas anda muy ilusionado por culpa de una mujer, mujer a la que esto va dedicado, y de la cual obviaré mencionar su nombre.


Salud y aunque esto no venga a cuento: ¡ Viva por siempre Allende Presidente !*

3 comentarios:

  1. Me fascina la fuerza incontenible e incontestable de tus letras. Te he enlazado a mi blog El charco que rebosa. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, Aitor. Qué asco me das... nunca he sido capaz de escribir un soneto.

    ResponderEliminar

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.