En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


miércoles, 11 de noviembre de 2009

A Elena

A Elena



Vuelve la rutina de antaño,
desclavo la espina de Elena,
a mis propias mentiras engaño,
con lágrimas que lloran de pena.


Visitas a los cuartos de baño,
con mil litros de alcohol en vena,
suprimo la playa hasta el año
que vacíe mis bolsillos de arena.


Las noches a la vera de la luna,
la espera duro hasta las diez,
calavera, contigo o con ninguna,

cura mis labios muertos de sed,
al compás de las olas como cuna
caracolas que te dicen bésame.


Aitor Cuervo Taboada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.