En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


sábado, 28 de noviembre de 2009

Cinco días

CINCO DÍAS

Aunque hablemos muy a menudo
solo cinco veces nos hemos visto,
así que me parece cojonudo
narrar esos días… luego existo.

Cinco días sin coraza ni escudo
Mefisto de Lucifer y de Cristo,
cinco días atónito, sordomudo.
¿Qué fue aquello? Cinco días, insisto.

Historia de los cinco días, de esos,
el primero fue la presentación
el tercero no hubo excesos,

ni copas, ni risas, ni pasión,
el segundo y cuarto muchos besos,
el quinto despedida en la estación.

Aitor Cuervo Taboada.

Para una mujer de cuyo nombre no quiero acordarme y que al leer estas miajas recordará esos cinco días...

Salud y Mojitos carajo !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.