En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


sábado, 24 de octubre de 2009

Y me largo....

Y me largo….

Cuando las cosas se ven difusas,
cuando no sirven birras en el bar,
cuando las zorras de mis musas
con otro loco se van a fornicar.


Cuando se paran las montañas rusas
y un tono grisáceo tiene el mar,
cuando no te valen mis excusas,
cuando se marchita el verbo amar.


La rutina de esta vida barata,
la amnesia provocada, el letargo,
ya que los ojos de una mala gata


me hicieron llegar al embargo.
Cuando meto bastante la pata
me hago un canuto y me largo.


Aitor Cuervo Taboada ( Soledades, Fatigas)


Salud y Poesía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.