En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


miércoles, 19 de junio de 2013

Hacía falta opio y llegó el culebrón...

Hacía falta opio y llegó el culebrón...

A falta de Olimpiadas o Mundial, 
hacía falta opio y llegó el culebrón
toneladas de morbo p´al personal
con el juicio público a José Bretón.

No importa la magnitud de la tragedia,
el caso es entretener al populacho, 
presentarlo como una tragicomedia
a pesar de la muerte de dos muchachos.

Montar circo a costa de lo que sea 
la historia cuanto más turbia mejor, 
así mientras su régimen se tambalea
mantienen distraído al espectador.

Sensacionalismo en todas las cadenas
día y noche metiéndonos noticias 
adulteradas con vísceras y penas, 
lo que más vende es la inmundicia. 

Y nos la meten doblada otra vez 
aprovechando una historia funesta
y a nuestros labios muertos de sed
les dan vinagre y nadie protesta.

Aitor Cuervo Taboada 

Poema surgido sobre una acertada reflexión de Albert Ezkerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.