En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


lunes, 9 de julio de 2012

El gitano y la poesía.



Ayer me tocó cubrir el tramo Astorga-León en autostop, no tenía posibilidad de viajar hasta la tarde, y esa manera era la única de desplazarme.

Salí de Astorga y caminé más de una hora haciendo autostop sin que nadie me parase, llegué y atravesé San Justo de la Vega, malcedía y andaba chinado con el mundo y nadie si dignaba a cogerme. Seguí caminando largo rato, los coches pasaban, me veían y no me hacían ni puto caso, empezaba a desesperarme un poquillo.

Cuando de repente, unos kms pasado San Justo una furgoneta frenó en seco a mi lado, al volante un gitanico que me instaba a subir. Sin dudarlo subí rápidamente, el hombre me estrechó la man. Le dije que iba a León, pero que me dejara allá donde fuera.

Después de darle la mano el hombre se quedó mirando mi brazo izquierdo, el tatuaje, me preguntó si era el nombre de mi chica, le dije que no, que ponía "Poesía" y ante la perplejidad del hombre le expliqué un poco el asunto. Cual es mi sorpresa cuando al acabar de presentar "mis credenciales" me dice el gitano que le recite algo, me quedo en blanco entonces, ando acostumbrado a leer para un público numeroso y en la furgoneta me veía incapaz de ponerme manos a la obra. Saqué un libro de Neruda que llevaba en la mochila y le dije que le leía algo de ahí. El gitano me respondió con un no tajante, quería escuchar algo mío. La situación era bastante peculiar y yo no podía permitirme el silencio, así que improvisé un recital y empecé recitándole de memoria "Cristales Rotos". El hombre escuchaba atento, quizás demasiado para llevar el volante. Cada vez que acababa un poema me lo destripaba y se mostarba curioso por muchos aspectos, me agradaba ver su pretensión por conocer lo que se escondía detrás de cada verso.

Después de recitar algunos poemas más me dijo que ya valía, que ahora su turno, y empezó a recitar versos, jodidamente profundos, que decía de su autoría. Yo estaba flipando, el trayecto se había convertido en un recital ambulante y mi compañero era un gitano trovador, culto y muy cultivado. Me sentía enorme.

El compañero gitano se dirigía a la Virgen del Camino a descargar la furgoneta: melones. Venía el hombre de hacer el mercado. Como donde había de descargar me pillaba en la carretera que seguía a León le dije que le echaba un cable, que era lo mínimo y que le ayudaba a bajar las cajas de melones. Sonrío y aceptó. Nos pusimos manos a la obra. No nos costó mucho.

Llegaba el momento de la despedida pues el debía tomar el camino de vuelta y yo proseguir a León, pero en un giro inesperado me dijo que me montara de nuevo en la furgoneta, que me llevaba hasta donde hubiera de ir para que no anduviera en la carretera con la solana que andaba cayendo. Sonreí entonces y monté. Le dije que con que me dejara cerca de la primera parada de bus urbano sobraba, y así fue, en la primera me dejó.

Me daba pena dejarle, me había caído en grande y habíamos sintonizado muy bien, tanto que no lo hubiera imaginado.

Nos dimos la mano, luego un fraternal abrazo y nos deseamos que ojalá algún día nos encontraramos de nuevo y así poder versar y filosofear, preferiblemente cerveza mediante.

Se dio la vuelta, me quedé mirando como desaparecía su furgoneta a lo lejos, esperando al autobús. Andaba anonado y agredeciendo que el azar pusiera en la carretera a tan peculiar compañero de viaje.

Salud amigo calo, nos vemos en el camino.


Aitor Cuervo Taboada

2 comentarios:

  1. A veces, todavía, hay gente maravillosa en el mundo. Por ellos seguimos en pie.

    ResponderEliminar
  2. bonita anecdota. Es bueno estar abierto a la gente que te encuentras. Se reciben palos pero también encuentras joyas que son seres humanos únicos.

    ResponderEliminar

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.