En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


martes, 12 de junio de 2012

Porque sueño yo no lo estoy

Porque sueño yo no lo estoy


Porque sueño, porque sueño yo no lo estoy,
porque duermo y dormido ando despierto,
porque vivo, pero vivo medio muerto,
porque camino sin saber a dónde voy.


Porque tu ayer ya no es nuestro hoy,
porque mañana será todo desierto,
porque el futuro es ingrato y es incierto,
porque entre el “ser y no ser” no soy.


Porque se está muriendo otra ciudad,
porque esperan cien años de soledad,
porque hace frío y no encuentro abrigo,

porque entre rejas está mi libertad,
porque las mentiras son de verdad,
porque ahora las noches son sintigo.


Aitor Cuervo Taboada



Ahora que las noches son sintigo y como Leólo me sumerjo en los inframundos de la tristeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.