En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


lunes, 20 de febrero de 2012

Metralla disfrazada de poesía.

Metralla disfrazada de poesía.


Sembraré explosivos en cada frase
y sembraré una bomba por poema,
mis rimas, con conciencia de clase,
apuntan y disparan al sistema.


Mi verbo lo sembraré de fusiles,
sembraré mis palabras de amonal,
sembraré en mis esbozos misiles
apuntando y disparando al capital.


Con más pulso que el de Guillermo Tell
si se trata de esgrimir rebeldía,
disparando a sueldo de Fidel

versos como fuego de artillería
en la fachada de algún cuartel,
metralla disfrazada de poesía.


Aitor Cuervo Taboada, con mucha rabia, y cada día más.


Este poema pertenece a "Dos canallas a sueldo de La Habana", el último poemario que a medias firmamos Pablo Hasél y yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.