En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


lunes, 7 de noviembre de 2011

La voz dormida


La voz dormida

(En voz de Tensi)

Duerme pero no sueña, la voz dormida,
obligada a dormir y a no soñar,
venció la muerte, perdió la vida,
eterna herida sin cicatrizar.


Voz que ni perdona ni olvida,
voz dormida que no deja de gritar,
que lucha y que no se dar por vencida,
voz que galopa: ¡Y a galopar! *


Voz dormida que a veces llora
maldiciendo aquella maldita hora
de las cadenas y los despojos.

Voz que jura morir o vencer,
vez dormida que sólo quiere ver
por última vez el brillo de tus ojos.

Aitor Cuervo Taboada, empezando el frío invernal, otoño maño.

*Alberti en el corazón, y a galopar!!!

2 comentarios:

  1. hola

    ¿tú de dónde has salido? que yo a ti no te he visto nunca...

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay una primera vez para todo, señorita.

    ResponderEliminar

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.