En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


viernes, 6 de agosto de 2010

Trece Rosas Rojas



Trece rosas rojas, las trece rosas,
eran trece las llevaban en camión,
las bajaron a golpes y nerviosas
estrecharon sus manos en el paredón,


trece rosas rojas, las trece rosas
y delante los fusiles del pelotón
iban a matarlas y victoriosas
gritaron: ¡República y Revolución!


Blanca, Carmen, Virtudes, Avelina,
Dionisia, Luisa Martina, Victoria,
Pilar, Julia, Ana, Elena, Joaquina,

trece rosas rojas, en la memoria,
trece rosas rojas en la retina,
roja sangre que escribió la historia.

Aitor Cuervo Taboada.

Ayer 5 de Agosto se cumplíó el 71ª aniversario del fusilamiento de las compañeras de la JSU, por parte de la represión franquista.

Nosotros/as no las olvidamos, porque por más quieran condenarnos a la amnesia, no olvidamos, y hoy, como ayer seguimos luchando por la República, seguimos construyendo Socialismo y Revolución, y seguimos gritando como ellas gritaron:

"No pasarán"

Salud compañeros, compañeras y camaradas.

4 comentarios:

  1. Como te he dicho en el tuenti, precioso :) ¡Salud y República!

    ResponderEliminar
  2. Tricolor Alicantino8 de agosto de 2010, 2:34

    Yo lo vi en el tuenti también, es muy bonito, un gran homenaje compañero.

    ResponderEliminar
  3. Hola Aitor, hace un tiempo que he agregado tu blog a favoritos y lo leo frecuentemente con mucho agrado, pero esta entreda me ha tocado el alma. Me gustaría que supieras lo que me ocurre y me contestases con tu opinión.
    Tengo 14 años, y una de mis pasiones es la política, por eso llevo tanto tiempo esperando cumplirlos para afiliarme a las juventudes.
    Las 13 rosas es una pelicula que vi sin evitar el llanto. Me encantó la pelicula, me encantó su historia y aún hoy cuando las menciono o las recuerdo, no puedo evitar emocionarme. Las siento como mis amigas, como mis compañeras, y estoy con ellas en su lucha. Yo también daría mi vida por defender la paz y la libertad, como ellas. Son mis heroínas. Tengo un blog y les escribí esto a ellas:
    "Publiqué ayer en el blog del Tuenti mi pequeño homenaje a las 13 rosas (digo pequeño porque ellas y todos los compañeros muertos se merecen el mayor de los recordatorios). Cada vez que lo pienso, no puedo evitar llorar, las siento como mis amigas, estoy con ellas en su lucha, y también daría mi vida por ello. Fusiladas por defender la paz y la libertad, por luchar contra un régimen asesino y asfixiante. Muertas por creer, por tener esperanza. Asesinadas brutalmente por no conformarse con que los pobres son pobres y los ricos son ricos. Maltratadas hasta la saciedad por ser las valientes, las que plantaron cara. Sólo los seres más malvados y sucios de este mundo pueden arrancar a 13 jóvenes rosas luchadoras. Habéis luchado, habéis sufrido, habéis llorado y habéis muerto por una causa. Yo, después de esto, no puedo más que levantar mi puño, chapó chicas. Ya pagarán los asesinos, ya pagarán por todas las muertes inocentes, sufrirán, se arrepentirán. Y lo que más deseo en este mundo es estar ahí para luchar y para verlo.
    Julia, es imposible olvidaros, vuestros nombres permanecerán imborrables en el surco de la Historia. Los nombres de los valientes son férreos y perpetuos, como una rosa en pleno esplendor.
    Bueno, como me estoy poniendo demasiado sentimental, voy a copiar lo que puse en el Tuenti:
    ¡Qué no nos desanimen los compañeros que dieron su vida por una causa justa, por
    la libertad! Tenemos que seguir luchando, porque nuestros motivos son de paz y
    justicia; no perdamos la esperanza de que un mundo mejor llegará, pero gracias a
    nuestro esfuerzo. Porque yo, al igual que 13 jóvenes que combatieron contra
    Franco y el fascismo, contra la muerte y la represión, daría mi vida y mi
    aliento sin pensarlo por mis ideales.
    Gracias a Julia, a Carmen, a Martina,
    a Blanca, a Pilar, a Avelina, a Virtudes, a Elena, a Ana, a Joaquina, a
    Dionisia, a Victoria y a Luisa; gracias por todo el sufrimiento, por desgracia,
    que sirvió (al igual que otros muchos camaradas) para denunciar la averración de
    la dictadura franquista, para concienciar a los jóvenes para que lucharan por su
    futuro, que estaba a manos de asesinos sin escrúpulos, que fusilaban a la gente
    común a diestro y siniestro. 40 años de sombría dictadura, salpicada por los
    actos de miles de camaradas, entre ell@s, las 13 rosas.
    Y como dijo Julia Conesa: Que mi nombre no se borre de la historia".

    Después de esto, lo que yo siento por el fascismo es odio y rencor, y por supuesto muchisima impotencia. Quiero decir abiertamente:
    VIVAN LAS 13 ROSAS, AQUÍ HAY GENTE COMO YO, QUE NO VIVIÓ LO QUE VOSOTRAS, PERO LO SIENTE IGUALMENTE. YO SERÍA LA ROSA 14 JUNTO VOSOTRAS COMPAÑERAS.
    Esta es una de las cosas que me hacen pensar que hay que seguir luchando sin descanso por un mundo mejor. Gracias por el espacio que me brindas al comentar esto. SALUD Y REPUBLICA SIEMPRE

    ResponderEliminar
  4. Realmente emotiva esta poesia, la simple historia de estas jovenes hace que me estremezca, su valor, su coraje para levantar la cabeza en esos ultimos segundos y gritar con fuerza "No pasarán"

    Mi gran ejemplo a seguir

    Salud y republica, camarada Aitor

    ResponderEliminar

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.