En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


domingo, 4 de noviembre de 2012

Desolado paisaje




Desolado paisaje, prisas, rutinas, 
sueños rotos, vidas prefabricadas,
cóctel de vodka con anfetaminas
para hacer soportables las jornadas.

Desequilibrio, enagenación colectiva,
tragos de dolor y de amargura,
las calles son barcos a la deriva, 
a los cuerdos les acusan de locura.

Hacinamiento y contaminación, 
ya no precariedad, sino miseria, 
obligado se ve este corazón
a olvidar el latir de periferia.

Los habitantes de aquella ciudad
desconocen la palabra alegría,
hay tanta gente como soledad,
condenados a existencias vacías.

Lugar donde respirar se convierte
en constante apología a la tristeza
lugar donde la vida es la muerte
camuflada entre tintes de belleza.


Aitor Cuero

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.