En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


martes, 27 de septiembre de 2011

Solo puedo prometerte y te prometo.



Solo puedo prometerte y te prometo
infinita aventura y noches en vela,
loca locura, algún que otro soneto
y un edén del que ser tu centinela;


solo puedo prometerte y te prometo
que te cuidaré y siempre estaré ahí
que no existirá nunca el secreto
y que rechazo el paraíso sin ti; *


solo puedo prometerte y te prometo
que desgastaré cada día el alfabeto
con palabras hechas para tu oído;

solo puedo prometerte y te prometo
que mi corazón no admite más decreto
que el compás eterno de tu latido…


Aitor Cuervo Taboada, aunque las mejores promesas son esas que no hay que cumplir, cumpliré con solvencia de experto cirujano todo lo prometido, al compás eterno de tu latido.

•Un guiño a Antonio Gala y Antonio Vega, que elevaron el soneto a los altares.

4 comentarios:

  1. Siempre consigues tocarme la fibra...

    ResponderEliminar
  2. Te descubrí hace nada por una amiga.. y tengo que decir que me encanta leerte... tienes mucho talento, y de verdad, deseo que llegues lejos :)

    ResponderEliminar
  3. Kilos de besos compartidos para vosotras tres, y tú Pilar, bienvenida :)

    ResponderEliminar

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.