En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


lunes, 25 de octubre de 2010

Algo duele en el alma cuando un amigo se va

Soneto triste:


"Algo duele en el alma cuando un amigo se va"

Un país, un país en la mochila,
una de las dos Españas que llora,
lágrimas caen en cada pupila,
un canto que a la libertad implora.


Con la cabeza bien alta te fuiste,
poquitos como tú, con dos cojones,
un poeta escribe desde lo triste
añorando cantos de revoluciones.


Y se pelearon Dios y el Demonio,
el segundo llegó primero a la meta,
espérame en el Infierno José Antonio,

compañero y maestro Labordeta,
Aragón tan viudo, es el testimonio
del que en su tierra fue el mejor profeta.

Aitor Cuervo Taboada.

Mi intervención en el emotivo homenaje a Labordeta celebrado el pasado viernes en el Instituto Sagasta de Logroño.


Salud y Libertad

viernes, 22 de octubre de 2010

Te esperé...

Te esperé…

Te esperé tantos días, tantas noches,
tantas puestas de sol y amaneceres
tantas dulces ruinas, tantos derroches,
tanto esperé en ojos de otras mujeres.


Te esperé en tantos pueblos y ciudades,
tantas estaciones y aeropuertos,
te esperé y bajé a mis profundidades
te esperé en bosques y en desiertos.


Yo te esperé una vida y la siguiente,
yo te esperé y nunca me cansé de esperar,
yo esperé sin saber que tú en frente


me decías: “No existe el tiempo ni el lugar”
te esperé tanto y ahora soy consciente
de que esperé y nunca te llegaste a marchar.

Aitor Cuervo Taboada

sábado, 16 de octubre de 2010

Hobbit de la Comarca Grande y Libre


Hobbit de la Comarca Grande y Libre

Payaso que nos provoca quebrantos,
Rigodón que siempre quiso ser Tico,
Hobbit de la Comarca Federico
medio metro de Jiménez Losantos.

A veces me pregunto y no sé cuantos
te zumbaban en el cole de chico,
en radio con tacones y abanico
miss Federica vende sus encantos.

Dices que dejaste de ser de izquierdas
para volverte un facha reciclado
y llenarnos los oídos con mierdas
de tus falsedades sobre el pasado,
en la Terra Lliure ojalá te pierdas
para aparecer en un descampado.

Aitor Cuervo Taboada, haciendo amigos.

Salud.

domingo, 3 de octubre de 2010

Dos poemas a una morena de altas torres.

Decimilla desmedida del último segundo.

Antes de caer en sueño profundo
y dejarme abrazar por Morfeo
pasar junto a mi yo te veo
en ese último segundo
y delante nuestro un mundo
que nos muestra su esplendor
de noches frías con mucho calor,
de puestas de sol, de auroras,
de relojes parados, de horas
para jugar a la guerra y al amor.


Imposible olvidar.

Imposible olvidar aquello
tan tuyo que dejaste ser tan mío,
tus ojos, tus labios, tu cabello,
tu vacuna contra mi frío.

Y se hace imposible olvidar
aquellas noches en que juntos
solo nos ocupábamos de los asuntos
que conciernen al verbo amar.

Imposible olvidar y no olvidaremos
aquellos días en cuarto de pensión
las calles de Logroño, las Playas de Xixón,
imposible olvidar porque olvidar no queremos
nuestras despedidas en la estación
y los reencuentros en la habitación.

Aitor Cuervo Taboada.

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.