En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


sábado, 13 de febrero de 2010

Plaza para el infierno




Plaza para el infierno

Dedicado a todos aquellos que me llaman obsceno, no se equivocan….

Algún Dios me expulso del paraíso ,
por ponerme morado de manzanas
y porque una virgen conmigo quiso
desatar pasiones casquivanas.


Ahora previo pago voy a un piso
de princesitas, más bien fulanas,
y sino con mi mano cual Narciso,
si es preciso me quito las ganas.


Para el infierno pido plaza
al caliente y eterno fornicio,
donde las condenadas van en caza

de toda perversión y de vicio,
y el pecado constante amenaza
haciendo del pecar un oficio

( No distingo el credo ni la raza
me equivoco “sin querer” de orificio)


Aitor Cuervo Taboada

1 comentario:

  1. Joder... parece k llevamos vidas paralelas!
    Cada poema que vas publicando... se identifica con el momento k sty pasando... y me encanta ;P
    Este me parece k esta clavado ! perfecto de verdad :)
    Sigo esperando que prometiste sobre Espe :P

    ResponderEliminar

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.