En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


martes, 25 de diciembre de 2012

Con la solidaridad por bandera en Terror Street

CON LA SOLIDARIDAD POR BANDERA

Puestos a regalar, regala esta navidad el poemario solidario de Pablo Hasel y mío. Todos los beneficios de los libros que distribuya Terror Street irán destinados al colectivo de presos políticos comunistas.

Enlace a la página de Terror Street:

http://www.terror-street.com/shop/article_101/Con-la-solidaridad-por-bandera---Pablo-Has%C3%A9l-y-Aitor-Cuervo.html?sessid=NAoyGjDwvWZSvAQxH3y9xvs1N3DRcnSicRLSP0Vlee55sp3zqueV4OHeAJoGQEmk&shop_param=cid%3D2%26aid%3D101%26


miércoles, 19 de diciembre de 2012

No puedo prometer





No puedo prometer amor eterno,
porque quizá mañana no te quiera,
no puedo avalar que tras el invierno
veamos llegar juntos la primavera.


No puedo prometer estabilidad,
quizá no tenga ni pa´ las facturas,
muchas veces prefiero la soledad
antes que verme con ataduras.


No puedo prometer que seas feliz,
ni la calma después del temporal,
no puedo asegurar que no habrá desliz

en el terreno de lo interpersonal.
Cuando la pasión se asienta y echa raíz
se auto condena a su trágico final.


Aitor Cuervo

domingo, 16 de diciembre de 2012

Día Sexto - Tiempos de cambio III (El fin de su mundo)



El último tema no, temazo de Día Sexto, con una pequeña colaboración mía. Dedicado especialmente al joven compañero Alfon, secuestrado por el estado desde la última huelga y encerrado en régimen de FIES, y a su familia.







jueves, 13 de diciembre de 2012

Sigo anclado







Aún sigo anclado al sur de tu ombligo 
allá donde encontré la libertad, 
la guerrilla donde enrolarme contigo
en noches de guerra y días de paz.


Sigo anclado a tus labios insurgentes
que no dan tregua, pero si redención,
atrincherado clandestinamente
al dulce exilio de tu habitación.


Nos unen las ideas, la rebeldía,
el seguir soñando con la utopía,
las justificadas ganas de matar.

Nos une una atracción inevitable,
porque los dos somos tan culpables
de no habernos dejado domesticar. 


Aitor Cuervo

lunes, 10 de diciembre de 2012

Que el miedo cambie de bando


Que el miedo cambie de bando





Desde que se perdió la guerra civil
el fascismo a sus anchas campa,
sólo se le vencerá mediante el fusil
el circo electoral es caer en su trampa.

Hace falta que resurja algún comando
que a hogares de ricos lleve el terror,
hace falta que el miedo cambie de bando
y los poderosos se acostumbren al dolor.

Más que nunca se extrañan guerrilleros,
más necesaria que nunca la Resistencia
que arrodille a explotadores de obreros
hasta que supliquen y pidan clemencia.

Pero de clemencia no verán ni una gota,
porque el pueblo ni perdona ni olvida
y cuando la burguesía conozca la derrota
a polvo y ceniza se verá reducida.


Aitor Cuervo Taboada

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.