En boca de un poeta:

Canto de amor a Stalingrado

Honor a ti por lo que el aire trae,
lo que se ha de cantar y lo cantado,
honor para tus madres y tus hijos
y tus nietos, Stalingrado.
Honor al combatiente de la bruma,
honor al Comisario y al soldado,
honor al cielo detrás de tu luna,
honor al sol de Stalingrado.


jueves, 21 de junio de 2012

Retrato


Retrato

Aitor es mi nombre, así me llamo,
Cuervo Taboada me apellido
en el Logroño que odio y amo
trasnocho, llego tarde y me olvido.

Académico de la nocturnidad,
doctor en el mester de canallería,
honoris causa de la ebriedad,
interno cuerdo del Reina Sofía.

Aitor es mi nombre, así me llamo,
Cuervo Taboada me apellido,
vodka limón, orujo, medio gramo,
jolgorio, zambra, jaleo, mucho ruido.

Corsario, pirata, filibustero,
Don Quijote enagenado sin escudo,
rebelde, forajido, bandolero,
del verso de Ángel González viudo.

Aitor es mi nombre, así me llamo,
Cuervo Taboada me apellido,
en un momento de lucidez clamo
que aún no es el final de lo vivido.

Polizón y naúfrago en sueño,
almirante con ganas de zarpar,
maleante de casa de empeño
parroquiano en barra de algún bar.

Algo macarra, bohemio, soñador,
Torete, enamorado de la Luna
casanova, partisano, trovador,

señor de baja cama y alta cuna,
es mi nombre, así me llamo, Aitor,
virus del que no se hizo vacuna.

Aitor es mi nombre, así me llamo,
Cuervo Taboada me apellido.

jueves, 14 de junio de 2012

Dos pasajes al Este del Edén





Todavía nos quedan dos pasajes

para fugarnos al Este del Edén
y juntos hacernos  libres y salvajes,
tú decides si cogemos este tren.


Porque sólo las personas tiernas
son las únicas fuertes de verdad,
y yo te prometo noches eternas
dibujándote la felicidad.


Y vivir a la vera tuya sin pausa
y luchar siendo rebeldes con causa
aunque el enemigo sea Gigante.

Y  que durante siglos sea tu risa
 mi banda sonora, que vivir deprisa
y morir joven no es lo importante.


Aitor Cuervo Taboada 


-James Dean tiraba piedras a una casa blanca, entonces te besé.-

martes, 12 de junio de 2012

Porque sueño yo no lo estoy

Porque sueño yo no lo estoy


Porque sueño, porque sueño yo no lo estoy,
porque duermo y dormido ando despierto,
porque vivo, pero vivo medio muerto,
porque camino sin saber a dónde voy.


Porque tu ayer ya no es nuestro hoy,
porque mañana será todo desierto,
porque el futuro es ingrato y es incierto,
porque entre el “ser y no ser” no soy.


Porque se está muriendo otra ciudad,
porque esperan cien años de soledad,
porque hace frío y no encuentro abrigo,

porque entre rejas está mi libertad,
porque las mentiras son de verdad,
porque ahora las noches son sintigo.


Aitor Cuervo Taboada



Ahora que las noches son sintigo y como Leólo me sumerjo en los inframundos de la tristeza.

En línea

Desde Agosto del 2009

Desde Marzo de 2011.